La vida es un gran caleidoscopio donde aparecen constantemente imágenes y situaciones, que no volverán a repetirse. Cada persona interpreta de manera diferente cada una de las vistas que allí aparecen, de acuerdo a lo que en su subconciente está programado. Algunas personas , se contentan con lo que se muestra a través de ese pequeño orificio. Otros,( los más curiosos), desarman ese caleidoscopio para entender qué se esconde en su interior.

sábado, septiembre 23, 2006

Más del 60% de los humanos, somos asesinos potenciales.


En los años setentas, se llevó a cabo un experimento en la universidad de Yale. El mentor del mismo fue un psicólogo social llamado Stanley Milgram.
El experimento pretendía demostrar científicamente, que los alemanes eran diferentes, que algo andaba mál en su personalidad básica, que los hacía obedecer a la autoridad sin ningún tipo de cuestionamiento, lo cual había posibilitado la concreción del Holocausto. Es decir, se pretendía demostrar que las atrocidades del Tercer Reich fueron posibles no sólo por el determinio de un loco, sino también por una gran masa de gente dispuesta a llevar a cabo el "trabajo sucio".
Sin embargo, Milgram no necesitó viajar a Alemania para probar su hipótesis.

Cuando hablamos de genocidas o de asesinos seriales, buscamos calificativos tales como: Bestias, Animales, Monstruos. No cabe en nuestra mente humana, que nuestros congéneres puedan cometer este tipo de atrocidades, y por eso, los" separamos "de nosotros, los catalogamos dentro de otro género distinto, colocándole las citadas etiquetas, por el mero hecho de diferenciarnos de ellos.
Bueno, esto puede ser tranquilizador... Pero en realidad, con eso estamos expresando nuestro verdadero miedo: El de ser como ellos. Los animales, no matan que yo sepa, por placer o por intereses. Eso NO está en su naturaleza. Los animales matan exclusivamente para asegurar de algún modo su supervivencia.
Los humanos, matan o torturan por muchos motivos, incluso, sólo por obedecer a una autoridad... Por supuesto, en condiciones normales esto no ocurre, pero basta con crear el medio de cultivo adecuado, para sorprendernos de nuestro propio género.


EL EXPERIMENTO

Se publicó en un diario que se requerían voluntarios para una experiencia de memoria y aprendizaje, a los cuales se le pagaría 4 dólares más viáticos.
Dichos voluntarios entraban de a dos, en una sala que poseía una especie de silla eléctrica, conectada a un mando de controles. Se sorteaba el rol de los mismos, siendo uno de ellos el "maestro" y el otro el "alumno".
El "alumno" se sentaba en la silla eléctrica, maniatado a la misma.
Se leían una serie de ejercicios de simple asociación de palabras, y luego comenzaba el experimento en si.
Cada vez que el alumno equivocaba una respuesta, era sometido a una descarga eléctrica, creciente en intensidad según el número de errores cometidos.
Al llegar a los 120 voltios, el alumno ya grita de dolor.
A los 135, aúlla.
A los 180, dice no poder soportarlo.
a los 270, ya da gritos de agonía.
A los 300 voltios presenta convulsiones...
Lo que el "maestro" no sabe, es que el "alumno" es sólo un actor que trabaja para el experimento.
Un profesor universitario, presente en la sala, ante la "duda" del maestro, lo incita a seguir, con más firmeza a mayor dubitación por su parte. El experimento se suspende sólo cuando el "maestro", decide suspender el envío del voltaje, desobedeciendo las órdenes del profesor de proseguir a pesar de todo.

RESULTADOS

La predicción de Milgram, era que la mayoría de los "maestros" alcanzarían como máximo 130 voltios para abandonar el experimento y mandar a las autoridades de la universidad a freír buñuelos.
Los resultados estuvieron muy lejos de esto:
EL 62 % DE LOS SUJETOS OBEDECIERON HASTA EL FINAL, LLEGANDO A LOS 450 VOLTIOS!!!!

Milgram fue muy criticado,y acusado de someter a las personas a gran tensión.
Explicó en forma muy simple:
Hay una diferencia fundamental entre el ingenuo maestro y el alumno sentado en esa silla eléctrica:
el voluntario podía irse en cualquier momento... PODIA DECIR NO!!!

5 comentarios:

Angel dijo...

ohhh que experimento tan más elocuente... y pensar que tantas cosas se ocultan trás los grandes centros de experimentación en el mundo... se cuentan cosas horribles... pero claro, es TOP SECRET y nosotros los de a pie nunca tendremos accseso a esa información. Saludos Sil

Silvia Macario dijo...

Querido amigo: te cuento que en este caso, este experimento no es para nada top secret. ( Esto te lo digo para que los que piensan que siempre estoy pensando en conspiraciones,lean antes de hablar)Je, aunque no lo vean!!!
Bueno, resulta que este experimento,no fue secreto, ya que sólo pretendía ser un estudio de la obediencia humana a una autoridad determinada.En este caso no existía conexión alguna de cables eléctricos a esa macabra silla.Esto figura en numerosos tratados de psicología social, incluso, yo lo di en un exámen el la facultad. Es más, por lo menos en dos películas se aborda el tema:
Una de ellas es I'como Ycaro de Henry Verneuil, en la que es protagonista Yves Montand. La otra es el Décimo Nivel,donde el papel de Stanley Milgram es interpretado por William Shatner. (star treck)
que buen pie que me diste con los experimentos top secret!!! Allá voy.
Por favor, sin claudicar.
Beso.
Sil

Lety dijo...

Grandes oscuridades se ocultan en lo profundo de la naturaleza humana. Pero también somos luz, la cuestión es trabajar sobre aquello que deseamos que destaque, los claroscuros no nos muestran como somos.

Vuelvo a abrazarles al encontrarles juntos amigos.

lydiabeat dijo...

Me ha impresionado muchísimo esta información... Me ha traído a la mente una película buenísima (que además es alemana!) que se llama "El experimento", basada en un hecho real de hace 30 décadas. Se trata de que reunen a un grupo de 20 voluntarios para saber lo que se siente en la cárcel como preso, pero en realidad, unos harán de presos y los otros de carceleros, todo ésto controlado 24 horas por médicos mediante cámaras, con resultado impresionante, vaya.
Si sois capaces de ver esta noticia en imágenes... desde luego es esta peli. Saludos :)

Silvia Macario dijo...

Gracias lydiabeat por el dato de la peli. Voy a ver si la puedo conseguir.
Por otra parte, y sin llegar a los extremos de este experimento, la conclusión final se ve a diario en la vida cotidiana, y esto liga con el post de la indiferencia civil.
Por considerar que las "autoridades" del momento, son
las que deciden por nosotros dónde está el mal, dónde se debe atacar,
que es lo políticamente correcto para pensar, etc., estamos recreando el rol del maestro, en este caso, en forma pasiva, pero letal.
muchos cariños a la madre patria.