La vida es un gran caleidoscopio donde aparecen constantemente imágenes y situaciones, que no volverán a repetirse. Cada persona interpreta de manera diferente cada una de las vistas que allí aparecen, de acuerdo a lo que en su subconciente está programado. Algunas personas , se contentan con lo que se muestra a través de ese pequeño orificio. Otros,( los más curiosos), desarman ese caleidoscopio para entender qué se esconde en su interior.

martes, abril 17, 2007

VECINOS A LA CARTA



A los vecinos (como a los parientes), no podemos elegirlos. Sólo nos queda suspirar y aguantar lo que nos tire la suerte.
Los hay de todos los tipos, chusmas,ruidosos, molestos, mangueros,de arriba, de abajo, de al lado, de en frente, actuales, pasados y futuros.
Una anécdota ocurrida en el día de ayer, me movilizó para escribir algo acerca de ellos. Desde ya, se invita a dar testimonio de vuestros vecinos.
Aquí va mi pequeño aporte:
El vecino detective: es aquel que conoce mejor que uno mismo tus horarios de entrada y salida, los nombres de tus amigos, la ropa que usaste el martes 30 de enero a las 18 hs, fecha de tu última menstruación, marcas de productos preferidos, tus conversaciones telefónicas y todas tus citas. Recurrirá para ello a todo tipo de artilugio, sea el espionaje con binoculares, amplificadores de sonido caseros, como el vaso o latita en la medianera, un periscopio en tu inodoro o la inspección minuciosa de tu basura. De vez en cuando es descubierto in fraganti, cuando en su afán de hacer inteligencia, cae desparramado en tu patio trasero aferrándose a una rama de tu Ficus benjamina, o aparece su peluca en tu tendedero.
El vecino comedido: Amable y solidario, siempre listo para solucionar los problemas a todo el vecindario. Tiene conocimientos de plomería, carpintería y armado de piletas pelopincho. Siempre se puede contar con su astucia cuando se presenta un caos en el hogar. Muchas veces su excesiva amabilidad te genera problemas, por ejemplo cuando querés esquivar a un cobrador que se ha prendido del timbre. El comedido, siempre atento, será quien facilite tu número telefónico de inmediato al sujeto que decidiste ignorar, y …RINGGGG….. Surprise!!!!! Señora, estoy aquí en la puerta de su casa. Qué suerte que encontré a su vecino, porque ya me iba…
El vecino inoportuno: Siempre se quedará sin azúcar los domingos a las 7 de la mañana, necesitará un martillo mientras estás cocinando un huevo frito, o te pedirá que le prestes la oreja justo en el único momento en que te quedaste sin los críos y te decidiste a tener una hora de sexo salvaje luego de dos años de abstinencia absoluta.
El vecino músico: Infaltable en un vecindario que se precie de tal. Toca todos los instrumentos conocidos y por conocer , sin conocer absolutamente nada del buen gusto y buenas costumbres. Como todo bohemio, su vida social comienza a altas horas de la madrugada, que lógicamente consiste en la reunión con otros músicos, precisamente en su casa al lado de la tuya.
La bruja de la escoba: Una perfecta copia de la mítica personaje del chavo del ocho. Su cabeza está permanentemente coronada por un enjambre de ruleros o un espantoso pañuelo de muselina de los años 50. Su principal entretenimiento consiste en barrer su vereda embanderada en un batón a lunares, mientras de paso le hace de campana al vecino detective. La bruja de la escoba, se dedica a la investigación científica de todas las cacas de perro yacentes en su acera, habiendo llegado a poseer enormes conocimientos del tema a través de las propiedades organolépticas de los objetos de su estudio. La bruja sabe que pasó por allí Don Estrano, porque el último espécimen hallado corresponde a su perro Colita. Tiene además alma de Lucrecia Borgia o de Yiya Murano. En sus momentos libres, prepara restos de caracú con salsa de raticidas, hormiguicidas, K Otrina y otras delicias culinarias para pichichos desprevenidos que siembra en las veredas del vecindario.
 
El vecino estoico: El  abuelito al que sus familiares atornillan a una silla en la vereda para "que se entretenga". El pobre viejito (portador de una aterosclerosis galopante) se convierte por su condición en una especie de psicólogo popular gratuito . Los vecinos neuróticos opinan que es un despropósito gastar en psicólogos  de verdad cuando el mismo efecto catártico puede lograrse contándole al viejo siempre lo mismo. Para el nono, siempre todo es novedad. (todos contentos)

El vecino como la gente. Es el ejemplar más difícil de encontrar. Una aguja en un pajar. Tal vez no sea tan así en realidad... el problema es que son de tan perfil bajo que no se hacen notar en condiciones habituales, pero cuando las papas queman descubrís que el vecindario estaba lleno de Carls Kent y Brunos Díaz. Son los que usan los trajes de superhéroes en contadas ocasiones y con tanta reserva que no debes esperar ver colgados de la soga sus uniformes de Súperman o Batman.

Ultima de la bruja de la escoba:
Ayer por la tarde, mientras atendía a un señor en la puerta de mi domicilio, mi perra Berta salió a pastorear a mi vereda. La bruja de al lado, se hallaba como acostubra en plena acción investigativa y barredora. Al percatarse de la presencia de mi perra en MI vereda, comenzó a proferirle insultos irreproducibles e "invadiendo" mi frente a repartir escobazos a la Berta. Fue entonces que decidí intervenir diciéndole que la perra no estaba haciendo nada, que estaba yo como testigo y a qué venía toda esa agresión gratuita. Fue en ese momento que la bruja montó en cólera dirigiendo epítetos soeces a mi persona, ante la mirada perpleja del señor que charlaba conmigo. Actuando éste como todo un caballero, intentó hacer entrar en razones a la "dama", obteniendo un certero escobazo en su sien acompañado de restos de detritus caninos ajenos a Berta.



17 comentarios:

Avestriël dijo...

Yo soy el vecino músico :D
Pero soy mas discreto (significa que ya no canto ni toco la guitarra a las 3 de la mañana... excepto los Viernes)

Te faltó el Vecino que Matemáticamente Hace que su Perro Cague en la Puerta de tu Casa, el Vecino que se Rie Muy Fuerte, el Vecino que No Atiene Su Telefono, y un par mas que ahora no me salen ^_^u

Silvia Macario dijo...

jaja!!! Ese dentro de todo es uno de los mejores, siempre y cuando la joda no vaya más allá de las 3 de la mañana. Ahora, si se trata de cumbias o cuartetos, te iría a martillar la puerta.
Ahora que pienso, no es indispensable ser músico, sino también usuario de ella. Al menos los vecinos les podemos pasar un repertorio, y servirle de críticos constructivos.
La vieja bruja, obvio que a mi me ha catalogado como la que matemáticamente hace que la perra cague en su puerta. Me temo que empezaré a ejercitar a Berta en álgebra y geometría, hasta que emboque correctamente en los primeros 5 cm de su puerta, exactamente a la derecha del centro. ;)
Besos Avestriël!

Alma dijo...

Silvia: Cuanta razon ese flash, tenemos vecinos para todos los gustos...pero cuando se van de viaje para arriba, sabes como se los extraña?. Al metido, a la ponsoñoza, a la mala onda...se los extraña muchisimo!!. El año pasado se me fueron unos y te aseguro que los extraño horrores, y p....aba contra ellos. Besos enormes

Silvia Macario dijo...

Hola Alma!!!
Si, eso pasa con algunos. Por eso con esta bruja no me ensañé. Es una mujer solitaria e infeliz, pero me dio por los ovarios las barbaridades que dijo.
Es más, me dio tanta ternura que hasta pensé enviarle algunas pulgas y un par de garrapatas para que le hagan compañía y no esté tan sola.
Por eso siempre digo que no creo en las brujas, pero que las hay, las hay!
Besos!!!!

DrGEN dijo...

Sil,

Los vecinos... todo un tema!
Por suerte a mi me tocaron vecinos que caerían en la categoría de "Vecinos FANTASMAS", en la misma, los vecinos se caracterizan por casi no existir, sólo tenemos indicios indirectos de su existencia: una bolsa de basura que no es tuya, algún ruido prácticamente imperceptible.
Es más... yo mismo pertenezco a esta categoría: mis vecinas me conocieron despuès de casi un año de vecindad!

Saludos,
DrGEN

PD: Me olvidaba... hay otra clase de vecinos que también tuve alguna vez (y que también fui en algún momento ;) ) y son los "FOGOSOS", esos que cada vez que hacen el amor, se entera todo el vecindario. Para colmo, yo soy de esas personas que le puede pasar un tranvía por al lado y seguir durmiendo como si nada... pero esa clase de ruidos/gemidos, parecen que perturban mi sueño de manera particular.

Didio Juliano dijo...

Vecina Silvia

¡Qué regreso! ¡Excelente post!.

Acá va mi anécdota:
Hace tiempo vivía en un edificio de departamentos, de esos bastante grandes y con muchos vecinos, cruzando el pasillo vivía una anciana, que constantemente se quejaba de todos los demás vecinos del piso, de los de abajo y de los de arriba, también, se quejaba de música alta y ruidos molestos, y cualquier otra cosa que se le cruzara por la cabeza, al final todos simplemente la ignoraban.

Una noche a la hora de la cena, golpea con insistencia la puerta y empieza a gritar que se caía el edificio abajo y juraba que lo sentía temblar, en ese momento pensé para mi, que por fin se había deschavetado del todo y ya estábamos buscando los números del PAMI para que la vengan a buscar; Conclusión, ¡Era cierto!, esa noche había ocurrido un sismo en la provincia de Mendoza, y los temblores se habían sentido en varios edificios altos de la Ciudad.

Vecinales Saludos

Silvia Macario dijo...

Fantasma de Drgen:
Vos sos todo un afortunado! Esos vecinos si que valen la pena.Y sobre todo siendo un fantasma. Allí no precisabas periscopio ni amplificadores. Además, es bueno estar rodeado por gente feliz. (Siempre y cuando no se tratara de orgasmos fingidos). En este último caso serían vecinos histéricos, los que no suenan demasiado recomendables. A mi juicio: Mucho ruido, pocas nueces.

Didio Juliano!
Lo que cuenta de su vecina es la viva encarnación de la fábula del pastor mentiroso, pero cambiemos el apelativo por Pastor Quisquilloso.
Si!!! recuerdo ese temblor.
Hubo otro mucho tiempo atrás, que se sintió muy fuerte. Yo no vivía en rosario, pero recuerdo que unos amigos de mis viejos, contaban que todos pensaron que se derrumbaba el edificio. Entonces, el infaltable vecino líder, decidió que debían ir urgentemente a la terraza para saltar a la terraza vecina. Una de las anécdotas que contaban era que entre los "evacuados", había una pareja conformada por conspicuos miembros de otras parejas, envueltos en sábanas de raso.
El temblor vino de perlas a la chusma de la ciudad.
Besos a ambos!

Avestriël dijo...

....Yo?

...Cumbia o cuartetos?

JAMÁS!!!


:P

Angel dijo...

Por suerte al lado de mi casa hay una casa de renta y me ha tocado tener excelentes vecinos, algunos del extranjero puesto que en la mayor parte de los casos son catedráticos o alumnos de una universidad que hay cerca de mi casa. Pero alguna vez tuve a un vecino ese que nombras tu. el "clasico" viejecito buena onda, pero por desgracia falleció hace 2 años.

Saluditos Sil y me saludas a la bruja jojojojojo

Silvia Macario dijo...

Avestriël: jaja! Claro que me imagino que nada de cumbia ni cuarteto. jaja!
Un lobo negro nórdico no podría más que ponerse a aullar con esos sonidos. Y menos que menos, si el lobo es poeta y admirador de Cortázar. Sería toda una paradoja o parajoda, mejor dicho.
På gjensyn amigo!

Angel:
Será posible que estas cosas me pasen sólo a mi???
Le digo a la vecina de tu saludo fuck you!
besos

Avestriël dijo...

Ay Silvia, me siento tán homenajeado @_@u

el viejo dijo...

los tengo todos....los tengo todos....y tambien la tengo a Juanita, que esta re loca y que sale al patio de su casa, que lñinda con el mio y grita....hijos de puuuuutaaaaaaaa.....dejenme en paz!!!! no me dejan viviiiiir!!!
guachos de mierdaaaaaaa!!!! bastade cagarme la esistencia!!!!!!
y de repente se mete adentro....despues , al rato, te la encontrsa en la calle y te saluda como si nada!"!"!!!!

Antonela dijo...

Me siento excluida del mundo. Mis vecinos no pertenecen a ninguna de esas categorías, es más, no pueden ser categorizados. Podrían llamarse todos: vecinos como la gente :|.

Avestriël dijo...

Excluida del mundo!?

Que suerte!

Cecilia dijo...

Hola Sil!, hora del mea culpa, acá la vecina molesta...soy yo!. Explico, a mi derecha hay consultorios siquiátricos, a mi izquierda una profesora de Reiki y arriba dos abogados silenciosos. Al medio yo, con mi hijo baterista de 17, uno de 11 con voz de pito y el de 2 años que llora todo el día. Todavía no entiendo por qué nadie se quejó.
besos

Silvia Macario dijo...

Viejo!!! Vos sos de los míos. Juanita en mi caso el Olguita, alias la bruja de la escoba envenenadora de perros.

Antonela: Sos una privilegiada! Te envidio.

Cecilia: jaja!!! A vos si que no te envidio con el batero en la casa.
Hasta a Ringo Starr lo hubiera demandado. (qué antigua soy! Ringo!!!!)

El Mostro dijo...

jajaja. Por eso elegí vivir en casa.
¡Como me gustó Rosario cuando tuve que laburar allá en 1999/2000!
Saludos.