La vida es un gran caleidoscopio donde aparecen constantemente imágenes y situaciones, que no volverán a repetirse. Cada persona interpreta de manera diferente cada una de las vistas que allí aparecen, de acuerdo a lo que en su subconciente está programado. Algunas personas , se contentan con lo que se muestra a través de ese pequeño orificio. Otros,( los más curiosos), desarman ese caleidoscopio para entender qué se esconde en su interior.

domingo, abril 22, 2007

UN MUNDO FELIZ?

Los tecnicismos confunden. Grandísimos números son lanzados para distraer la atención de lo importante, y concentrarla en lo banal de un discurso. Pongo un ejemplo:

Doce millones de niños menores de 5 años mueren anualmente por diarreas, anemia y otros males ligados al hambre. UNICEF propone que la lucha contra este flagelo del hambre se convierta en una prioridad absoluta, y para ello recurre a este argumento:
"las carencias de vitaminas y minerales en la alimentación cuestan a algunos países el equivalente a más de un 5% de su producto nacional bruto en vidas perdidas, discapacidad y menor productividad".

La realidad del mundo asusta, pero nuestras mentes no son capaces de registrar la gravedad de los hechos, que juegan a las escondidas en la boca de quienes pronuncian esas enormes cifras llenas de ceros a la derecha.
Pero las cosas pueden simplificarse y entenderse en toda su magnitud, cuando se extrapolan los datos a una escala reducida.
Este es un video que muestra cómo sería el mundo real, si fuera una aldea de 100 personas.
Una cifra en particular me conmovió: 6 personas, tendrían en sus manos el 59% de la riqueza.
Vean y opinen.



martes, abril 17, 2007

VECINOS A LA CARTA



A los vecinos (como a los parientes), no podemos elegirlos. Sólo nos queda suspirar y aguantar lo que nos tire la suerte.
Los hay de todos los tipos, chusmas,ruidosos, molestos, mangueros,de arriba, de abajo, de al lado, de en frente, actuales, pasados y futuros.
Una anécdota ocurrida en el día de ayer, me movilizó para escribir algo acerca de ellos. Desde ya, se invita a dar testimonio de vuestros vecinos.
Aquí va mi pequeño aporte:
El vecino detective: es aquel que conoce mejor que uno mismo tus horarios de entrada y salida, los nombres de tus amigos, la ropa que usaste el martes 30 de enero a las 18 hs, fecha de tu última menstruación, marcas de productos preferidos, tus conversaciones telefónicas y todas tus citas. Recurrirá para ello a todo tipo de artilugio, sea el espionaje con binoculares, amplificadores de sonido caseros, como el vaso o latita en la medianera, un periscopio en tu inodoro o la inspección minuciosa de tu basura. De vez en cuando es descubierto in fraganti, cuando en su afán de hacer inteligencia, cae desparramado en tu patio trasero aferrándose a una rama de tu Ficus benjamina, o aparece su peluca en tu tendedero.
El vecino comedido: Amable y solidario, siempre listo para solucionar los problemas a todo el vecindario. Tiene conocimientos de plomería, carpintería y armado de piletas pelopincho. Siempre se puede contar con su astucia cuando se presenta un caos en el hogar. Muchas veces su excesiva amabilidad te genera problemas, por ejemplo cuando querés esquivar a un cobrador que se ha prendido del timbre. El comedido, siempre atento, será quien facilite tu número telefónico de inmediato al sujeto que decidiste ignorar, y …RINGGGG….. Surprise!!!!! Señora, estoy aquí en la puerta de su casa. Qué suerte que encontré a su vecino, porque ya me iba…
El vecino inoportuno: Siempre se quedará sin azúcar los domingos a las 7 de la mañana, necesitará un martillo mientras estás cocinando un huevo frito, o te pedirá que le prestes la oreja justo en el único momento en que te quedaste sin los críos y te decidiste a tener una hora de sexo salvaje luego de dos años de abstinencia absoluta.
El vecino músico: Infaltable en un vecindario que se precie de tal. Toca todos los instrumentos conocidos y por conocer , sin conocer absolutamente nada del buen gusto y buenas costumbres. Como todo bohemio, su vida social comienza a altas horas de la madrugada, que lógicamente consiste en la reunión con otros músicos, precisamente en su casa al lado de la tuya.
La bruja de la escoba: Una perfecta copia de la mítica personaje del chavo del ocho. Su cabeza está permanentemente coronada por un enjambre de ruleros o un espantoso pañuelo de muselina de los años 50. Su principal entretenimiento consiste en barrer su vereda embanderada en un batón a lunares, mientras de paso le hace de campana al vecino detective. La bruja de la escoba, se dedica a la investigación científica de todas las cacas de perro yacentes en su acera, habiendo llegado a poseer enormes conocimientos del tema a través de las propiedades organolépticas de los objetos de su estudio. La bruja sabe que pasó por allí Don Estrano, porque el último espécimen hallado corresponde a su perro Colita. Tiene además alma de Lucrecia Borgia o de Yiya Murano. En sus momentos libres, prepara restos de caracú con salsa de raticidas, hormiguicidas, K Otrina y otras delicias culinarias para pichichos desprevenidos que siembra en las veredas del vecindario.
 
El vecino estoico: El  abuelito al que sus familiares atornillan a una silla en la vereda para "que se entretenga". El pobre viejito (portador de una aterosclerosis galopante) se convierte por su condición en una especie de psicólogo popular gratuito . Los vecinos neuróticos opinan que es un despropósito gastar en psicólogos  de verdad cuando el mismo efecto catártico puede lograrse contándole al viejo siempre lo mismo. Para el nono, siempre todo es novedad. (todos contentos)

El vecino como la gente. Es el ejemplar más difícil de encontrar. Una aguja en un pajar. Tal vez no sea tan así en realidad... el problema es que son de tan perfil bajo que no se hacen notar en condiciones habituales, pero cuando las papas queman descubrís que el vecindario estaba lleno de Carls Kent y Brunos Díaz. Son los que usan los trajes de superhéroes en contadas ocasiones y con tanta reserva que no debes esperar ver colgados de la soga sus uniformes de Súperman o Batman.

Ultima de la bruja de la escoba:
Ayer por la tarde, mientras atendía a un señor en la puerta de mi domicilio, mi perra Berta salió a pastorear a mi vereda. La bruja de al lado, se hallaba como acostubra en plena acción investigativa y barredora. Al percatarse de la presencia de mi perra en MI vereda, comenzó a proferirle insultos irreproducibles e "invadiendo" mi frente a repartir escobazos a la Berta. Fue entonces que decidí intervenir diciéndole que la perra no estaba haciendo nada, que estaba yo como testigo y a qué venía toda esa agresión gratuita. Fue en ese momento que la bruja montó en cólera dirigiendo epítetos soeces a mi persona, ante la mirada perpleja del señor que charlaba conmigo. Actuando éste como todo un caballero, intentó hacer entrar en razones a la "dama", obteniendo un certero escobazo en su sien acompañado de restos de detritus caninos ajenos a Berta.